3ª SEMANA DE CUARESMA

3ª SEMANA DE CUARESMA

Lc 13, 1-9. Reconcilia Incondicionalmente.

¿Cuántas veces nos hemos desesperado cuando algo no funciona? ¿o alguien no nos hace caso? ¿o
tenemos que tratar con alguna persona muy pesada?. ¿Cómo nos sentimos cuando vemos nuestra
propia limitación, cuando nos consideramos inútiles o incapaces para determinadas tareas?. Esto nos
causa frustración, desengaño, malestar, depresión, o alguna reacción adversa en nuestro corazón. En
otras palabras, nos sentimos mal.

Dios nos tiende su mano de padre y nos dice: “todo saldrá bien porque yo estoy contigo”, porque Él nos Repara Incansablemente, nos Redime Inmerecidamente y nos Reconcilia Incondicionalmente. Nos mira con amor infinito, que supera todo nuestro ser y nuestra limitación. Aquí es donde nos tenemos que volver a sus brazos y dejarnos abrazar por Él.

 

Otras entradas

Sin comentarios

Dejar un comentario