5ª SEMANA DE CUARESMA

5ª SEMANA DE CUARESMA

Jn 8, 1-­‐11: “Día de tu liberación. Déjate querer por Jesús”

Es muy fácil condenar a una persona. Cada vez que criticamos a alguien lo estamos condenando a una carga en la opinión de los demás, y puede que de manera infundada. Y cuánto daño se hace así.
Atentamos contra la dignidad de las personas, su intimidad y en cierta manera, nos sitúa un poco por encima de ellos por visualizar sus defectos por encima del hombro, soberbia.
Pero Jesús nos deja muy clara esta lección, ¿quiénes somos cada uno de nosotros para criticar o condenar a alguien?. Él sabe que somos pecadores, y cada uno tiene sus propias limitaciones, pero eso no nos debe impedir el tratar a los demás con la dignidad que se merecen por ser hijos de Dios.

¿Hasta dónde somos capaces nosotros de perdonar?
Por otra parte, cuando nos sentimos perseguidos, acosados, o agobiados por el pecado, ¿acudimos a Jesús? Él es nuestro salvador, nuestra esperanza. El transforma nuestro pecado en gozo y profunda felicidad. Subamos con Él a la cumbre más allá de la cruz.

 

 

 

Otras entradas

Sin comentarios

Dejar un comentario