Día de la Inmaculada, la fiesta salesiana

Día de la Inmaculada, la fiesta salesiana

Después del encuentro con Don Bosco, Bartolomé Garelli volvió una semana más tarde con un grupo de amigos, jóvenes trabajadores como él. Poco a poco, se unieron más muchachos, algunos de los cuales procedían de la cárcel. Don Bosco les impartía catequesis y les ayudaba para que trabajaran en unas condiciones dignas. Los jóvenes se sentían queridos y “resultaban, al fin, buenos cristianos y honrados ciudadanos”.

Por este motivo, hemos celebrado en nuestra casa el día de la inmaculada con gran alegría y diversión.

 

Realizado por Jeremías Glez.

Sin comentarios

Dejar un comentario